jueves, abril 28, 2005

Los cines pierden audiencia

Veo en El Mundo que la industria audiovisual reclama medidas urgentes para su caída de ventas. Nada menos que un 10% menos de espectadores en las taquillas de los cines. ¡Qué salvajada!. Es el único sector del mundo que pierde ventas. Nunca ningún sector había perdido ventas. Todo en la economía sube y nada baja. ¡Inadmisible!. ¡El gobierno debe ayudar a esos pobres damnificados!. Y, lógicamente, los culpables son los piratas. Piratas que incluyen nada menos que el intercambio de las copias privadas entre particulares. O sea, que cuando hace unos años le prestaba la película de Hook a unos amigos para que la vieran sus hijos ya era un pirata. Y, cuando le dejo el periódico a un amigo, ¿también lo soy?. ¿O resulta que eso aumenta la importancia del medio de cara a sus anunciantes?. ¿Se lamentan de ello los periódicos?. ¿Y cuando le dejo ver la televisión a unos amigos que vienen a casa soy también un pirata?. ¿Tengo que limitar el derecho de reunión en mi casa o por el contrario los de la emisora se alegran un montón?. ¿Cuantos ministros se han intercambiado películas VHS con sus amigos?.

Veamos un par de datos más:

1- Aunque la población de España aumenta, su juventud deserta de las pantallas. Se pasan el día frente al ordenador. Con el messenger, con juegos de ordenador, navegando por Internet. ¿Sube la audiencia juvenil de las televisiones abiertas?. Evidentemente, baja. El dato lo puedes enciontrar en 20 Minutos. Y preocupa mucho a la gente de las principales canales. ¿La causa es la piratería?. Sería una ceguera pensar así. Eso sí, en su conjunto, la audiencia todavía aguanta. Un español medio vió 3 horas y 39 minutos diarios según este estudio de Media Planning mencionado por Terra. La audiencia total ha crecido junto con la población (emigración) y por eventos extraordinarios (11M, boda del Príncipe Felipe,...). Imaginémosnos lo que hubiera sido sin piratas ni corsarios.

2- Dice el artículo mencionado que "En 2004 circularon por España 90 millones de copias de discos y películas 'pirateadas'. De ellas, 17 millones de copias salieron de las descargas ilegales de Internet, 15 millones de las mantas y las mochilas callejeras y el resto de copias privadas entre particulares". Les falta a los responsables de salas de exhibición explicarnos cuantos de las copias son de títulos en emisión en salas cinematográficas. Si el chico del top manta me intenta vender una copia de una película que ya no está en los cines, podrán bajar otras cosas, pero no el cine. Lo mismo ocurre con el intercambio de copias privadas u originales.

¿Cuál es el volumen de mercado audiovisual?. Empecemos por la televisión. Supongamos que esas 3 horas y media por persona y día nos dan 3,5 horas/persona y día* 365 días * 44.000.000 millones de personas nos dan más de 50.000 millones de horas. Claro que también podría ocurrir que cada película de mochilero la vieran 4 personas de un hogar y se la prestaran a lo largo del año a otros 4 familias. O sea, que 15 millones de películas generaran 15 millones * (4 + 4 *4) personas * 2 horas de película: 600 millones de horas de visión. Si unimos las descargas de Internet, ¿ilegales? le podemos poner otras 680 millones de horas. O sea, que ver esas películas en vez de la tele afectaría a menos del 3% de las horas de TV. Salvo que todo el mundo prefiera especialmente dejar de ir al cine por ver una película en DVD que no siempre está en emisión en la sala. Y si el intercambio de copias privadas u originales del video VHS de turno se ha hecho siempre, hacerlo ahora en DVD no debería ser un efecto totalmente nuevo.

¿Han pensado los de los cines que ya una vez se pensó que los cines y luego los cineclubs les barrerían?. ¿Se acuerdan de que sólo sobrevivieron logrando retrasar la salida en otros canales de los estrenos y creando una experiencia lúdica mayor que sólo ver una película?. Lo primero es una política de distribución miope. Lo segundo es la clave del negocio. Si los cines siguen viendo su caída de ventas por la piratería, nunca resolverán sus verdaderos problemas.

Estoy absolutamente en contra de que se divulguen copias de una película antes de que se lance al mercado. Pero también estoy en contra de la política de zonas aplicada al lanzamiento. Si mi país es considerado circuito B yo debo esperar paciéntemente a que le toque a mi zona me siento insultado. No soy ciudadano de segunda. Punto. Supongamos que Vd. está en la cola de un cine con dos taquillas y ve que se abre la otra taquilla mientras que en la suya no hay nadie. ¿Se cambiaría de taquilla?. Para mí, cosas como las zonas del DVD son presuntamente delictivas. Nadie puede impedir el libre comercio mundial. Si yo me compro una película en USA debo poder verla en España. Sin más.

1 Comentarios:

At 9:11 p. m., Anonymous Mariano Aisa said...

Tal vez el futuro de las salas de cine sea cambiar su uso: usar las salas, a tiempo parcial, para los juegos en red. Será divertido ver a hordas de ejecutivos apurando sus sandwiches en las butacas mientras invaden países inexistentes junto a teenagers japoneses.

 

Publicar un comentario

<< Home