jueves, noviembre 10, 2005

Una sonrisa en la era de la SGAE y el canon

En la era de la gestión del conocimiento, el tema de los derechos de autor se ha convertido en una de las batallas más enconadas.

Algunos videos comienzan con unas escenas de precriminalización del espectador. Por si acaso se le ocurre hacer una copia del DVD o esta ya viendo una. No es una idea brillante. No creo que ningún alumno mío se hubiera llevado una buena nota por ello. Quien se aferra a la ley contra el mercado no ha debido de aprender mucho. Y no digo que no tenga algo de razón. Pero me recuerdan a la carga de la caballería ligera. Poética y patética.

Evidentemente, tampoco es buena práctica obligar a pagar por adelantado a un posible cliente, sin derecho ni siquiera a devolución en el caso de que no compre. Es el caso del canon de los CDs y DVDs aplicados por organizaciones como la SGAE a todos los soportes. Tanto si uno hace copias de sus fotos y videos caseros como si piratea.

Hay personas, yo soy una, que empiezan a pensar que si han pagado por adelantado una especie de multa por un uso ilegal CDs y DVDs que no hacían, es que han sido insultados y además se les adeuda un dinero. Como profesor siempre me aislo de mi experiencia personal con una organización y sólo lo menciono porque tengo constancia de que soy uno más entre los muchos que se sienten insultados.

Este tipo de actuaciones suele tener muy poco recorrido, pues nunca es bueno ofender a tu cliente. Al margen de que es una práctica bastante inusual y fuerte, genera interesantes reacciones.

Hoy acabo de acceder a video.google.com y buscando algunos videos he visto uno que me ha hecho sonreir.

Se trata de un video producido por http://www.ningunterra.com/ Está rodado a la manera del video introductorio precriminalizante de los DVDs, pero se refiere al canon. Es una forma elegante de decir las cosas. Sin excesos.

Me recuerda que Google, Yahoo, MSN, etc son las nuevas Bibliotecas de Alejandría. Y que Google también quiere difundir video y no sólo textos y fotos.
Curiosa convergencia de empresas y de opiniones públicas.